Consejo de Estado reitera postura con relación a la tributación territorial en ICA de las actividades comerciales en Bogotá.

La obligación tributaria se genera por la concurrencia de los elementos del contrato de compraventa

De acuerdo con la normatividad tributaria del Distrito Capital, el Consejo de Estado explicó que el Impuesto de Industria y Comercio – ICA tiene por objeto gravar la realización de las actividades industriales, comerciales y de servicios realizadas en esta jurisdicción, bien sea forma directa o indirecta. Así mismo, para la actividad comercial y de servicios se entienden percibidos en Bogotá aquellos ingresos que no sea posible determinar su generación u obtención mediante un establecimiento de comercio registrado en otro municipio o que dichos ingresos tributan en otro municipio. (Decreto Distrital 352/2002, art. 32, 37).

Específicamente, con respecto a las actividades comerciales, el ICA se causa en el lugar donde se confluyen los elementos del contrato de compraventa, es decir, el precio y la cosa objeto de la venta. Además, precisó la Corporación que no resulta esencial el lugar donde se efectúan pedidos o ventas por intermedio de vendedores en Bogotá.

En el caso concreto, bajo revisión por el Consejo de Estado, se encontró que el contribuyente demostró que contaba con establecimiento de comercio y tributaba por los mismos ingresos, materia de la controversia fuera del Distrito Capital, razón por la cual no podían adicionarse en Bogotá. En consecuencia, estableció la Corporación, resultaba violatorio por la Secretaría de Hacienda de Bogotá, desconocer los elementos probatorios aportados como las declaraciones tributarias, certificados del establecimiento comercial, locales y bodegas ubicados en otro municipio. (C.E., Secc. Cuarta, C.P. Milton Chaves García, Oct. 6/2022, Exp. 25735).

Consejo de Estado sala de lo contencioso administrativo sección cuarta, 6 octubre 2022.  Para más información Clic Aquí

¿Dudas en temas de auditoría? Asesórese con nuestros expertos.

Contáctenos aquí